Doctora Lidia Amaral, de la Mesa Ciudadana Tabaco o Salud.

 

La inclusión del tabaco como “bien esencial” durante los confinamientos o cuarentenas, alertó tanto a las sociedades científicas (*) como a las instituciones de la sociedad civil (**) que impulsan políticas anti-tabaco. Fumar -advierten- es responsable de la muerte de más de 16.000 chilenos al año (45 diarios) por la acción de esta sustancia en el desarrollo de enfermedades crónicas como el cáncer.

La doctora Lidia Amarales -quien es directora de la Fundación RespiraLibre- destaca además los últimos estudios que confirman como el tabaco “aumenta el riesgo de contagio, gravedad y muerte por Covid”. Los fumadores -dice- tienen entre 2.5 a 14 veces más posibilidades de morir si cursan una infección por SARS-CoV-2.

Hay, eso sí, quienes matizan. Es el caso del psicólogo y académico de la Universidad de los Andes, Pablo Urrutia, quien explica que en una persona adicta, una medida así de restrictiva puede provocar un síndrome de abstinencia y, en consecuencia, una conducta mucho más disfuncional. Lo anterior, sin desconocer el daño que el tabaco provoca en la salud de las personas.

(*) Sociedad Chilena de Enfermedades Respiratorias, Sociedad Chilena de Kinesiología Respiratoria, Sociedad Chilena de Epidemiología, Sociedad Chilena de Salud Pública Oral, Sociedad Chilena de Neumología Pediátrica, Sociedad Chilena de Obstetricia y Ginecología, Sociedad Chilena de Pediatría.

(**) Mesa Ciudadana Tabaco o Salud.

 

Fuente: CancerLatam